Estudios

Campimetría Computarizada

El examen de campimetría computarizada nos da una medida subjetiva del espacio de visión que abarca cada ojo mientras mira hacia el frente y hace un “mapa” de esta visión, mostrándonos si existen sitios donde el nervio óptico no funciona normalmente y por lo tanto no percibe la luz correctamente.

Este examen es uno de los tres pilares fundamentales para el diagnóstico del glaucoma junto con examen de la apariencia del nervio óptico y la toma de la presión intraocular. También es indispensable en el seguimiento de estos pacientes pues muestra si con el tratamiento anti-glaucomatoso el nervio óptico se sigue deteriorando o no, siendo esta la base en la toma de decisiones de cirugía o cambio en el tratamiento. El examen consiste en que, mientras el paciente mira al centro a una luz de fijación, se presentan estímulos luminosos en las partes periféricas del campo de visión. Cada vez que el paciente detecte una de estas luces oprime un dispositivo que va llevando el registro de los estímulos vistos. Así podemos conocer el estado no solo de la visión central (la que usamos para leer, ver detalles, coser etc.), sino también la periférica, la cual se puede deteriorar sin que el paciente lo note hasta llegar a estadíos muy avanzados del daño.

También sirve para detectar problemas neurológicos como tumores de la hipófisis, infartos cerebrales y otras enfermedades que afectan el campo visual. El campímetro que poseemos es de última tecnología, tiene además un examen con colores (azul y amarillo), que es más sensible que el normal (blanco sobre blanco), y puede detectar daños en el nervio hasta con 5 años de anterioridad que el examen standard. Además posee una estrategia que puede realizar exámenes de campo visual en 5 minutos por ojo, en comparación con los 15 a 20 minutos de los campímetros anteriores, esto hace que los resultados de los exámenes sean menos variables y de mayor confiabilidad pues se evita el cansancio del paciente.